Marcha Verde: consensos, disensos y construcción de mayorías

Desde el 22 de enero a las 11:00a.m., medio país se ha creado una idea muy clara (según cada uno/a) de cuál debería ser el rumbo de la #MarchaVerde; rumbos, que en algunos casos son incompatibles unos con otros.

Un tercio del país sigue atónito frente a ese 22 de enero; curioso, frente a ese 5 de marzo; boquiabierto, con el 26 de marzo; interesado, en el 2 de abril, y muy sorprendido con el pasado 23 de abril. Y no es para menos, por ´´equis´´ o por ´´ye´´ la gente sigue usando a Odebrecht como excusa para salir a la calle. El otro tercio se divide entre: quienes no se han enterado de qué es #MarchaVerde, qué hace y para qué sirve y, quienes están desconcertados y no entienden nada de lo que está pasando. Lo que nos lleva a admitir que #MarchaVerde ha logrado entrar en la agenda del país político (del que vive hablando/criticando Alfredo García).

Desde antes del 22 de enero lo que ahora se denomina #MarchaVerde decidió que sus objetivos eran:

  1.       Identificación, sometimiento y condena de los/as funcionarios/as sobornados del 2001 al 2014
  2.    Recuperación del dinero fruto del soborno
  3.    Auditoría de las obras construidas por Odebrecht para determinar cuáles fueron sobrevaluadas y que se proceda a la recuperación de los montos sobrevaluados
  4.    Inhabilitación permanente de Odebrecht en el país y el sometimiento a la justicia de sus funcionarios/as
  5.    Creación de una comisión especial de fiscales que con apoyo de la ONU, que no fueran funcionales a Danilo Medina y al PLD.
  6.    Acabar con la corrupción y la impunidad que existe en Rep. Dominicana

Objetivos que, hasta el momento, no han variado y que por lo menos en términos formales se contraponen con quienes decían/dicen:

  •         Que #MarchaVerde quería o quiere constituirse en un partido político
  •         Que no tiene metas claras
  •         Y sobre todo con aquellos/as que juran que el objetivo último es desestabilizar el país, dar un golpe de Estado (si, la palabrita está de moda y se usa cada 2 x 3) y sobre todo “mancillar la honra y buen nombre de Danilo Medina”

Esas/os que hacemos parte del medio país que tenemos NUESTRA idea clara de cuál debe ser el rumbo político de #MarchaVerde olvidamos –en muchas ocasiones- el contexto en que surge esta articulación, y no me refiero a las investigaciones por corrupción llevadas a cabo por las justicias brasileña y la estadounidense, mismas en las que nuestros/as funcionarios aparecen bailando en primera fila como si estuviese sonando una canción del Conjunto Quisqueya en una fiesta navideña. Me estoy refiriendo al contexto en que se han desenvuelto las organizaciones sociales y políticas dominicanas en los últimos once años (para no irnos tan lejos). La capacidad de respuesta del país político, al país neoextrativista, racista y clasista que ha construido el PLDismo ha sido mediocre, extemporánea y sin fundamento alguno; por eso no logramos consensuar propuestas electorales mínimas en las últimas 5 elecciones. Que si bien es cierto hemos tenido conatos importantes de movilización (Los Haitises, 4%, Reforma Fiscal 2012) las mismas no han logrado devenir en “fuerzas transformadoras”, por las más distintas razones: empezando por el uso totalitario del Estado realizado por el PLDismo en beneficio propio y de sus aliados políticos/económicos,  y terminando en los errores políticos más infantiles que comete cada día la oposición.

Este recordatorio –no solicitado y bien conocido-, es para que recordemos que #MarchaVerde se ha conformado con organizaciones con limitado o nulo capital económico y relativo capital social y capital cultural -en sus tres formas- es decir, las organizaciones disímiles (en su gran mayoría de clase media) que componen #MarchaVerde han dejado de lado sus disensos en temas fundamentales como: distribución de la renta, tributación y prestación de servicios básicos (por mencionar algunos), para alcanzar consensos mínimos en su afán de poner freno a la impunidad imperante en Rep. Dominicana.

Entiendo que para #MarchaVerde avanzar en la construcción de fuerzas transformadoras que logre barrer con la clase política parasitaria que nos desgobierna deberíamos encaminarnos a:

  1.       Sostener los consensos mínimos logrados hasta ahora y que logran interpelar a la gente
  2.       Entender que en la clase media dominicana seguimos intentando hacer política de lunes a viernes después de las 5p.m., y los domingos en la mañana. Los sábados, se pierden entre lavar, hacer la compra, ir al banco y descansar por el pluriempleo.
  3.       Profundizar la articulación con las organizaciones populares porque no habrá fuerza transformadora si ellos/as no son mayoría
  4.       Ir creando nuevos consensos mínimos que incluyan/agrupen las demandas fundamentales del país
  5.       Asumir que los disensos son válidos y que los consensos no son eternos

Dejemos de pedirle peras a una mata de mango, que ni sembramos ni regamos; para desestabilizar, construir nuevas mayoría, transformar el sistema político y exigir la renuncia de Danilo y compartes es necesario consolidar capital político y para eso necesitamos mucho más que buenas intenciones y varias cuentas en redes sociales.

 

  • Alfredo García

    Gracias por la mención María Fernanda (aún no tengo claro si elogiosa, de condena o imparcial), en cualquier caso, me complace saber que haya alguien que lee lo que escribo (tenía mis dudas al respecto)… lo más relevante de tu reflexión es esto: “Profundizar la articulación con las organizaciones populares porque no habrá fuerza transformadora si ellos/as no son mayoría”, sí mis opiniones han contribuído aunque sea un poco para que hayas llegado a esa conclusión, tales reflexiones mías no han sido en vano, falta sólo ENTENDER ahora que para esos sectores populares venir a la lucha y constituirse en mayoría, habrá que enrumbar las luchas hacia objetivos materiales concretos y dejar las abstracciones cono accesorias en la lucha. Abrazos.

Para mantenerse apegado a su función de informar y difundir ideas encaminadas a la construcción de una sociedad más justa, elgrilldo.do se reserva el derecho de moderar todos los comentarios que se publiquen en su plataforma.En ese sentido no permitirá contenidos difamantorios, insultos personales, discriminación de ningún tipo, material pornográfico, publicidad ni cualquier otra falta a las normativas nacionales. Quien participe en el área de comentarios de elgrillo.do es responsable único de sus expresiones. Este periódico es esfuerzo al servicio de la colectividad.No permitiremos que particulares lo contaminen con violaciones a estos criterios de participació . La información es un derecho.
avatar del autor

María Fernanda López

Abogada, con especial interés en el estudio (y la militancia) de Movimientos Sociales. Estudió Políticas Públicas en Flacso, Argentina.

El Grillo

Send this to a friend