Proceso electoral y Revolución

Hay quienes se oponen al uso del término de Revolución, consideran que es inapropiado y ahuyenta a la gente. Llegan más lejos, dicen: “no es una palabra de estos tiempos”. En todas estas musarañas se oculta un deliberado propósito de abandonar, desconocimiento de la esencia, la causa revolucionaria, y lo disfrazan muy bien.
Es correcto usar la palabra Revolución, porque nos distinguen de los que se han “aburguesados”, de los que no quieren volver a la lucha y al combate. Los que les huyen, a la Revolución, como el diablo a la cruz, se han entregado a las garras del capital.
Pero eso no es nada, también reniegan a los términos de combate y lucha, los nombres de nuestros héroes y mártires, y de los colores de nuestras banderas y signos.
Revolución es cambio positivo, es transformación de un cuerpo que funciona mal. Que nadie la asocie al desorden, a la corrupción, a la delincuencia y a la destrucción. De la revolución surge el orden y la esperanza de continuar con vida.
Muchos han llegado a algunas esferas en el sistema capitalista y les ha gustado su “cambio de vida”. El capitalismo tiene ese poder persuasivo, de convencimiento, cuando se llega al poder o a una parte de él. El que no está muy bien “amueblado”, caen rendido en los brazos malditos de ese sistema de opresión y explotación.
De ahí que abjuran su pasado, salvo recrearlo para protagonizar un pasado glorioso.
En estos tiempos, los revolucionarios llegan al poder por elecciones o por nombramientos del Poder Ejecutivo. Con esto último, se inician un proceso de claudicación y traición que lo alejan de las filas revolucionarias; otros, causan más daño cuando confunden al pueblo y les llevan un espíritu derrotista: “Eto se jodió”.
Los que llegan por vía electoral, al poder, pierden el objetivo central de la estrategia de la Revolución. Y fácilmente la táctica se come la estrategia. Las reformas al sistema capitalista, su gobierno, la consideran un fin; por la cual, no hay que seguir luchando y organizando a la población. Si piensa en esta posibilidad, lo hacen con fines electorales.
Utilizar el proceso electoral es positivo, cuando la misma sirve para consolidar a las fuerzas revolucionarias, y no para descomponerla. Grandes masas y sectores se involucran en las elecciones, escenarios apropiados para difundir ideas, destacar dirigentes y ganar espacios.
Limitar el accionar de los revolucionarios, en las elecciones, es olvidar el objetivo central: derrocar el sistema capitalista. El proceso electoral sirve para acumular fuerzas y resolver, en forma precaria, los problemas de la población. Se actúa de acuerdo con el nivel de conciencia y organización de las masas; sin sobrepasarse, tampoco ir muy lento.
La Revolución no se produce en línea recta: se realiza en zigzag, en movimientos ascendentes y descendentes. Y con la participación del pueblo; cuando este decide por su propia experiencia, romper sus cadenas que lo atan a esa cúpula de clase dominante, corrupta, y dependiente.
Para mantenerse apegado a su función de informar y difundir ideas encaminadas a la construcción de una sociedad más justa, elgrilldo.do se reserva el derecho de moderar todos los comentarios que se publiquen en su plataforma.En ese sentido no permitirá contenidos difamantorios, insultos personales, discriminación de ningún tipo, material pornográfico, publicidad ni cualquier otra falta a las normativas nacionales. Quien participe en el área de comentarios de elgrillo.do es responsable único de sus expresiones. Este periódico es esfuerzo al servicio de la colectividad.No permitiremos que particulares lo contaminen con violaciones a estos criterios de participació . La información es un derecho.
avatar del autor

Fortune Modeste Valerio

Dominicano, residente en Massachusetts, USA. Cell Phone: 978 235 4438. Estudios realizados en Contabilidad Superior, Auditoria y Economía en la Universidad Dominicana O & M. 1980. Sede en Santo Domingo, RDActividad política: Miembro de la Línea Roja del 1J4 (1968-1977), de la Unión de Estudiantes Revolucionarios (UER), dirigente del Club Santa Bárbara (Zona Colonial) y del PLD (1979-2014)

El Grillo

Send this to a friend