¿Por qué usted cree que una propuesta de penalización del aborto terapéutico del diputado reformista Ito Bisonó consiguió movilizar a los diputados del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) a una postura diferente a la planteada por el presidente Danilo Medina, el más importante líder del oficialismo y del espectro político nacional?

¿Por qué la bancada morada ignoró la observación de Medina al Código Penal y las posiciones técnicas de sus principales funcionarios y cuadros en el sector Salud?

¿Actuaron los legisladores oficialistas por principios morales o religiosos, o por algún temor a las represalias electorales que las iglesias podrían reintentar allá en el lejano 2020?

¿Cómo se explica que la bancada del PLD y sus aliados del PRD asumieran la posición más conservadora e impopular en este debate (rechazada hasta por el 77% de la población según la encuesta CID Gallup Latinoamérica 2015 )?

La respuesta es tiburonismo puro y duro. Se trata de la preparación (por activa o pasiva) del escenario mediático para que el equipo del tiburonismo, especialista en bulto, ejecute uno de sus ya obvios actos de propaganda. Durante el debate liderado por un simple diputado reformista, Danilo, el hombre más poderoso de nuestra historia reciente, archivó su indignación frente al tema y lo dejó pasar  para repetir la observación y la rasgadura de vestidura del 2014. Un libreto farisaico que sin dudas colocará al mandatario, de nuevo, como el salvador de una situación creada por su partido y su círculo cercano.

Lo grave de este comportamiento no es el engaño ni el pragmatismo elevado a su máxima expresión. Así se comporta el tiburonismo desde su primera entrada a la Cámara de Diputados y su posterior protagonismo en el Frente Patriótico de 1996. Lo peor es que estos juegos del poder por el poder relajen con los derechos de las mujeres sin ningún tipo de consecuencia, sin ni siquiera provocar en  los sectores opositores una respuesta contra un repetido espectáculo de negación de derechos y exacerbación de irracionalidades.

Este debate vuelve a evidenciar la naturaleza oportunista del tiburonismo. Pero también retrata a la llamada oposición progresista.

Para mantenerse apegado a su función de informar y difundir ideas encaminadas a la construcción de una sociedad más justa, elgrilldo.do se reserva el derecho de moderar todos los comentarios que se publiquen en su plataforma.En ese sentido no permitirá contenidos difamantorios, insultos personales, discriminación de ningún tipo, material pornográfico, publicidad ni cualquier otra falta a las normativas nacionales. Quien participe en el área de comentarios de elgrillo.do es responsable único de sus expresiones. Este periódico es esfuerzo al servicio de la colectividad.No permitiremos que particulares lo contaminen con violaciones a estos criterios de participació . La información es un derecho.
avatar del autor

Jhonatan Liriano

Ciudadano y periodista. Director de El Grillo. @jhonatanLiriano

El Grillo