La Chanty no me soLprende I

Este es el primer artículo que decido publicar aunque todavía no se la razón.

Estamos en un momento de inercia política, de andar con miedo en las calles y sobretodo de que ese orificio donde termina el intestino se nos encoja de rabia al ver tanto despilfarro de nuestros recursos en campaña. También, se ve como cierta población, nos paramos en seco por ver las pocas posibilidades que tenemos de avanzar, sobretodo el grupo de personas que no queremos estar ligadas ni se responsable de mas desastre en este pedazo de isla.

Rechazar la violencia es difícil donde a las fichas del domino se les pega tan duro en la mesa. La violencia pasa por todos los lados y atraviesa de alguna manera nuestros cuerpos, desde un pisón en una voladora sin que nadie te diga siquiera “e`cúsame”, que suban los plátanos, el pan o la gasolina o alguien se te cuele en la fila para jugar el loto. Nos violentamos cotidianamente como que mañana se acaba el mundo y debemos resolver la indivualidad hoy, la violencia que vivimos día a día es el reflejo de la desigualdad e inequidad social, sobretodo en un espacio de tierra donde la economía no ha parado de aumentar, la distribución de las riquezas es una frase tan sublime y ridícula por este lado.

Cuando pasa por nuestra cabeza que quiere darle “aunque sea un pelli`quito” a ese joven que se robo algo y salió corriendo, es igual que cuando el hermano o hermana mayor le da un cocotazo al hermano o hermana menor y su reacción ultima es desquitarse con el perro y con el gato.

El circulo de la violencia lo hemos alimentado día a día con la indiferencia y el permiso que hemos otorgado a cada una de las personas que hemos estado eligiendo como representantes en espacios de poder y toma de decisiones de qué hacer con nuestros recursos económicos y con manejar los derechos y relaciones humanas.

Cada vez que le damos el dinero al “parqueador”, a los NNA en condición de calle, al señor que anda con la receta médica o la mujer que anda con el bebe en brazos en medio de la calle con toda la contaminación que tenemos, estamos contribuyendo a la individualidad de la culpa que buscan los gobiernos de turno justificando las malas políticas públicas que tenemos en el país.

De cada una y cada uno de nosotros depende que sea quien sea se siente en espacios de poder, cumpla realmente con lo que tiene que hacer, y de nosotros depende que la distribución sea una realidad palpable en cada hogar. Llegara el día en que estemos bien, llegara el día donde no sentiremos que alguien debe sufrir por una condición que ha sido responsabilidad de todas y todos.

El patriarcado es un sistema que ha logrado muy bien las cosas, sobre todo con la sutileza con la que actúa ejerciendo violencias. Entender de una u otra forma que el hombre tiene permiso de “capiar”, “enrrolar” y “arrebatarse” y es el único que sabe cómo manejar una “chicha”.

Me sorprende sobremanera que “La venganza” sea un alias que no sorprenda.

 

  • Román López

    durísimo!

  • Rstalin Montero Santiago

    Que bueno al fin te decidiste… jajaja #MeGustó y quiero más!!!

Para mantenerse apegado a su función de informar y difundir ideas encaminadas a la construcción de una sociedad más justa, elgrilldo.do se reserva el derecho de moderar todos los comentarios que se publiquen en su plataforma.En ese sentido no permitirá contenidos difamantorios, insultos personales, discriminación de ningún tipo, material pornográfico, publicidad ni cualquier otra falta a las normativas nacionales. Quien participe en el área de comentarios de elgrillo.do es responsable único de sus expresiones. Este periódico es esfuerzo al servicio de la colectividad.No permitiremos que particulares lo contaminen con violaciones a estos criterios de participació . La información es un derecho.
avatar del autor

Tania Hernández

No soy un todo continuo. Biomujer afrodescendiente. Ni canto, ni bailo ni me despatillo, cuento hipopotamos, rialenga a la que las cosas le saben a colores.

El Grillo

Send this to a friend