DestacadoResistencia

Una carretera, otro sueño de comunidades de la Cordillera Central

Relacionados

Al iniciar el recorrido de más de 20 comunidades del Distrito Municipal Padre las Casas, azua, hasta el rio Yaquecillo, Constanza, por la cordillera Central, el primer letrero de una niña y un niño, dicta lo siguiente: “es posible ver una luz al final de la oscuridad”. 12026586_10209294082574307_1772906239_n

Con la esperanza entre sus manos, realizan con cantos y consignas una cadena humana en señal de unidad ante su lucha por ser escuchados/as por el gobierno local y nacional.

Más de seis meses sin comunicación vial, provocando accidentes, impedimento para enviar sus producciones agrícolas, su principal fuente de ingreso, limita a las personas, oriundas de la zona, a tener otras oportunidades de avance.

Según los/as moradores/as el deterioro de la carretera impide que sus hijo/as asistan a la escuela y trasladen a sus enfermos/as. “Así no vamos a avanzar”, exclaman.

La carretera por la que protestan tiene 60 kilómetros. El ayuntamiento del Distrito Municipal Las Lagunas reparó en las últimas semanas tres kilómetros, a un costo de 227 mil pesos. Sin embargo, los fondos de su presupuesto trimestral no alcanzaron para poder continuar.

“Del INDRHI (Instituto de Recursos Hidráulicos) dijeron que la iban a terminar, pero eso se ha quedao’ así” cuenta Doña Justa, residente en la comunidad de Botoncito.

Según las líderes religiosas Audelia Rodríguez y Aida Girón Donaire, esta última quien habría sufrido un accidente el pasado 24 de septiembre, en un precipicio de la montaña en El Jobal, indicaron que el INDRHI había comprometido a terminar la reparación de la vía, a través de la hidroeléctrica Los Toros, que funciona en la comunidad de Vallecito, justo en el medio de la cordillera Central, pero los equipos no se han movido por falta de recursos.

 “La situación de la carretera ya es insostenible”, aseguran.  12421453_10209294081094270_1550908634_n

Durante el camino es notorio ver, en cada que otro palo de madera, la promoción de los candidatos que necesitan el beneficio del voto de las personas residentes, sin embargo, no han recibido atención directa de ningún responsable.

Doña Justa cuenta que a “cada rato” las personas sufren por accidentes o enfermedades que no pueden ser atendidas de manera inmediata por la dificultad para trasladarse. “Ni en burro se puede andar, porque el tiempo apremia”, dice.

Una de las cosas que mantiene más preocupada a la población es la lluvia, en estos momentos hay sequias, los ríos están calmados, pero al iniciar la temporada de aguaceros el aislamiento será inminente.  “Estamos en emergencia, no podemos más”, claman.

Las comunidades que participaron en la cadena humana son Las Lagunas, El Chocho, El Limón, Las Lajas, Botoncillo, Gajo de Monte, El Jobal, Majaguita, el Jobal, Las Cañitas, Los Auqueyes, Elechal, el Palero, La Paila, La Cienaga del Limoncito, Arroyo Naranjo, Los Cayetanos, Periquito, El Tetero, La Fortuna, El Roblito, Los Rodríguez, La Paila, Fundo Viejo, El Gramazo, Corralito y Sabina del Sur. 11924836_10209294081574282_613349514_n

Para mantenerse apegado a su función de informar y difundir ideas encaminadas a la construcción de una sociedad más justa, elgrilldo.do se reserva el derecho de moderar todos los comentarios que se publiquen en su plataforma.En ese sentido no permitirá contenidos difamantorios, insultos personales, discriminación de ningún tipo, material pornográfico, publicidad ni cualquier otra falta a las normativas nacionales. Quien participe en el área de comentarios de elgrillo.do es responsable único de sus expresiones. Este periódico es esfuerzo al servicio de la colectividad.No permitiremos que particulares lo contaminen con violaciones a estos criterios de participació . La información es un derecho.
El Grillo