Punta Catalina, crónica de un desastre anunciado, por Max Puig

Lo que está sucediendo con las plantas de carbón era perfectamente previsible. El megaproyecto de Punta Catalina, el más grande contrato de obras públicas en la historia de la República, estuvo marcado por serios vicios desde su nacimiento.

El proyecto de Punta Catalina es dañino desde el punto de vista ambiental, la licitación que permitió su adjudicación estuvo marcada por graves irregularidades, el precio que se pagará por las plantas está sujeto a variaciones en detrimento del Estado dominicano, los costos financieros no están incluidos en el contrato, su licencia ambiental fue otorgada en violación a la ley por el propio ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, y el contrato entre el Estado y consorcio que construye las plantas está siendo violado desde el primer día.

La historia del proyecto ha estado plagada de mentiras y de una absoluta falta de transparencia. En el contrato se especifica que los beneficiarios de la adjudicación están obligados a procurar y obtener la mayor parte de los recursos financieros necesarios para la construcción de la obra. No lo han hecho y el Estado, asumiendo un rol que no le correspondía, ha invertido fondos públicos en la construcción y se ha endeudado para llevar adelante los trabajos hasta el punto en que se encuentran.

No obstante, la situación se ha hecho insostenible y por tal razón los trabajos han sido interrumpidos y los trabajadores despedidos.

Para tratar de salvar la situación el gobierno le ha dado su aceptación a un préstamo que incluye cláusulas muy difíciles de cumplir y que podría ser cancelado en el venidero mes de marzo.
Todo esto se veía venir y así lo hemos venido haciendo saber desde que se anunció este infausto proyecto. Punta Catalina ha sido la crónica de un desastre anunciado.

Para mantenerse apegado a su función de informar y difundir ideas encaminadas a la construcción de una sociedad más justa, elgrilldo.do se reserva el derecho de moderar todos los comentarios que se publiquen en su plataforma.En ese sentido no permitirá contenidos difamantorios, insultos personales, discriminación de ningún tipo, material pornográfico, publicidad ni cualquier otra falta a las normativas nacionales. Quien participe en el área de comentarios de elgrillo.do es responsable único de sus expresiones. Este periódico es esfuerzo al servicio de la colectividad.No permitiremos que particulares lo contaminen con violaciones a estos criterios de participació . La información es un derecho.

Max Puig

Político. Presidente de la Alianza por la Democracia (APD).

El Grillo

Send this to a friend