Reconocimiento: Triunfo del pueblo y la tenacidad

Después de ochocientos cincuenta y cinco días de haber entregado nuestro expediente, la Junta Central Electoral (JCE) reconoció a Alianza País. Casi tres años de negación de nuestro legítimo derecho. Hubo, en esta oportunidad, otro esfuerzo para hacer más difícil el ejercicio de nuestro derecho: lo que se estilaba en los procesos de verificación anteriores es que los inspectores le preguntaban a las gentes que aparecían en nuestros listados si habían dado su consentimiento o apoyo para la legalización de Alianza País.

Ahora, violentando lo que ya se había constituido en costumbre, los inspectores de la JCE, en su labor de campo, variaron la pregunta, preguntándole directamente a los integrantes de la muestra significativa: ¿usted pertenece o está afiliado a Alianza País? Las personas se sorprendían y la habitual desconfianza del dominicano se ponía en movimiento. No obstante, el 60% de los encuestados contestó positivamente, muy por encima de todos los demás partidos.

Sesenta por ciento de la muestra significativa con que trabajaron los inspectores se sienten miembros o afiliados a nuestra organización.

Se nos trató de rendir por cansancio. Ochocientos cincuenta y cinco días son casi tres años. En el caso nuestro, se trata de un partido que se ha ganado el respeto ciudadano no solo planteando la consigna de contribuir a sacar al PLD del poder, que es el blanco principal; sacarlo sí, pero acumulando fuerzas en la ciudadanía para cambiar el rumbo que en lo político, económico y social le han impuesto al país los cuatro gobiernos del PLD y los nueve del PRSC y el PRD, los cuales, después de frustrada por la fuerza bruta la revolución democrática realizada por el pueblo dominicano en los primeros cinco días de abril de 1965 (que de consumarse hubiera cambiado el rumbo del país), nos fueron imponiendo un modelo económico y político, que ha terminado, a lo largo de décadas, en el desastre que es la República Dominicana de hoy, con sus gigantescos edificios, megatiendas, túneles, elevados, e inmensas fortunas en manos de los “dueños del país”, y de los que se han ido agregando (un amasijo de mafias de la droga, actividades ilícitas y ventajistas haciendo negocios desde el gobierno).

En el otro polo un pueblo resignado pero con una gran rabia acumulada; en más de un 70% destruido y embobado por el clientelismo, el envilecimiento moral, la desesperanza, un consumismo criminal, falta de empleos para los jóvenes, corrupción, criminalidad e impunidad terrorífica mientras observa impotente a una clase política y gobernante, ahogada en su propio boato e indiferencia criminal.

Pero ahora Alianza País ha tenido que ser reconocido como partido, y vamos a poner nuestra boleta al servicio de la sociedad y sus organizaciones; vamos a potenciar (a centuplicar) nuestro trabajo, enriquecidos con todo lo aprendido en medio de las adversidades impuestas para destruirnos: lo aprendido en lo relativo a comunicarnos al corazón de las gentes en la calle, sus casas y centros de trabajo y diversión, y lo aprendido en lo relacionado a gerenciar los procesos de construcción partidaria y de la conquista del corazón de las gentes

¡Nos aprestamos a librar la batalla en las urnas! ¡Estamos construyendo un gran ejército de gente activa, superior a los 70,000 hombres y mujeres, organizados alrededor de los 15,000 colegios electorales!

Mañana me referiré a este tema en otro artículo.

Para mantenerse apegado a su función de informar y difundir ideas encaminadas a la construcción de una sociedad más justa, elgrilldo.do se reserva el derecho de moderar todos los comentarios que se publiquen en su plataforma.En ese sentido no permitirá contenidos difamantorios, insultos personales, discriminación de ningún tipo, material pornográfico, publicidad ni cualquier otra falta a las normativas nacionales. Quien participe en el área de comentarios de elgrillo.do es responsable único de sus expresiones. Este periódico es esfuerzo al servicio de la colectividad.No permitiremos que particulares lo contaminen con violaciones a estos criterios de participació . La información es un derecho.

Fidelio Despradel

Dirigente político.

El Grillo

Send this to a friend