Entendiendo a los Imaginados

Relacionados

La pobreza no es un espectáculo que se ve y se goza. Es algo que merece estudio.

Uno de los más grandes pensadores dominicanos logró a través del estudio establecer claramente pautas para la transformación social. Para Bosch se debe partir del estudio de la composición social, del sujeto social (entender quiénes somos para saber cómo mejorar).

El estudio de la composición social debe partir de entendimiento de las fuerzas que mueven una sociedad (sean económicas, culturales, políticas o sociales, dentro de determinadas etapas de desarrollo, hay bloques hegemónicos de la sociedad, los cuales determinan la forma que ella tendrá, sea en una monarquía, el absolutismo del Rey, en la antigua Roma, la voluntad del César, el elemento religioso en el medievo, o el capital en el régimen de la burguesía).

En la sociedad globalizada, lo que determina el desarrollo de tal o cual país es su posición en la división global del trabajo. Así se puede ver cómo hay países que  encuentran limitados en sus áreas a proveer materia primas y otros a los bienes y servicios.

Para entender al sujeto social, se parte de la formación que lleva desde el hogar, a como la instituciones influyen en su comportamiento, pero no estamos hablando del sujeto como el individuo, sino del sujeto social, el sujeto como molde general de un estrato social. Para Bosch, lo que determina el ser social de un individuo es la división social del trabajo, de ahí explica cómo la baja pequeña burguesía tiene comportamientos de improvisación, de explotación a sí misma, de inseguridad, una falta de disciplina, debido a que se socializa en la calle ante la ausencia de los padres que trabajan a todas horas, donde aprende el tigueraje, terminando reproduciendo lo que ha aprendido. Explica también que en política este sujeto social es capaz de grandes hazañas como la Restauración, pero también de ser la carne de cañón ya sea de la banda Colorá o del narcotráfico. Jorge Cela, detalla en su explicación, al sujeto social de la baja pequeña burguesía:

“La ausencia de experiencia de institucionalidad no reconoce más leyes que las de la fuerza y la fidelidad. Desarrolla habilidades para moverse en estas aguas de la agresividad o el agache, de la fidelidad o el resentimiento. Pero se le hace difícil entender las complejidades de la institución (…) Este elemento de la débil experiencia institucional se une a la vivencia del tiempo como detenido, para producir un vacío de experiencia de planificación, sino existe la historia ni cíclica, como e nla cultural tradicional, ni lineal, como en la culttura moderna, no tiene sentido planificar. Lo que se impone es la actitud atenta para aprovechar la oportunidad. Se desarrolla un presentismo en el que la intensidad el presente sería el índice principal. Dentro de la experiencia de la extrema pobreza, el ahorro no representa una oportunidad de superación. El ahorro se hace no sobre lo superfluo, sino sobre lo necesario, pues nunca se satisface la cuota de necesidades básicas, pero lo que se puede ahorrar es tan poco que nunca da la oportunidad de cambiar la situación. Sin embargo, el dinero aprovechado en la experiencia del presente sirve de alivio a la pesadez de ese tiempo que nunca pasa y la creación de redes de solidaridad que aseguren el futuro incierto, la experiencia es que la salida de la pobreza se da por dinamismo fuera del control de las personas.”

En los métodos de estudios, señalados: Materialismo histórico y dialéctico, se aplica la concepción del marxismo, sobre la división social del trabajo, relaciones de producción, medios de producción de fuerza de trabajo,entre otros. En el dialéctico, se entienden los procesos como algo fluido, en constante dinámica, que a partir de ciertos elementos que entran en contradicción se termina produciendo un resultado de los , comprendiendo la raíz de las cosas, separándolas y volviéndolas a unir para tener una idea de lo que es (volviendo de lo particularidad a lo general).

Establecer una comunicación clara con las masas, según su lenguaje, el cual también se estudia, desde el porqué de las palabras, a los regionalismo, a la explicación clara de los problemas, de maneras particulares y generales (volviendo a aplicar la dialéctica, pero esta vez en la comunicación) en un lenguaje simple y llano, nada de tecnicismo, a través del trabajo político conseguir legitimidad, en las comunidades, la utilización de herramientas para la transformación política, esperando resultados claros en los métodos, los cuales puedan volver a hacerse, en cualquier punto y a la vez mejorados.

La formación y el estudio constante sobre los problemas del país, sobre el país y sobre lo que se quiere. Lo que distingue claramente al boschismo de cualquier doctrina social o cualquier corriente de cambio en el continente es que se parte claramente del estudio de la sociedad a la que se pertenece y el contexto en el cual está. Con esto se pretende tener una idea clara de hacia dónde se va, pues quien no entiende las cosas como un proceso: “No puede participar en Política.” Y se queda al margen, siendo solo marea, movida por el viento de los sucesos.

 

Para mantenerse apegado a su función de informar y difundir ideas encaminadas a la construcción de una sociedad más justa, elgrilldo.do se reserva el derecho de moderar todos los comentarios que se publiquen en su plataforma.En ese sentido no permitirá contenidos difamantorios, insultos personales, discriminación de ningún tipo, material pornográfico, publicidad ni cualquier otra falta a las normativas nacionales. Quien participe en el área de comentarios de elgrillo.do es responsable único de sus expresiones. Este periódico es esfuerzo al servicio de la colectividad.No permitiremos que particulares lo contaminen con violaciones a estos criterios de participació . La información es un derecho.

Robinson Guerrero

El Grillo