Ideas

Unidad

Relacionados

La unidad de izquierda es una tarea planteada pero no cumplida en el país. Sigue siendo una cuestión de primer orden, y en lo que a mí respecta, en general  la  pienso hacia el mediano plazo, más allá de las elecciones del 2016; porque ahora hay diferencias tácticas  muy pronunciadas, reales o ficticias, que hacen de momento difícil acuerdos generales de mucha envergadura.

Por lo pronto, cabe trabajar para que predomine el respeto, el buen trato, la tolerancia, la amistad,  y colaboración en todo lo que sea posible; de manera que superada la coyuntura electoral haya un ambiente adecuado para entrar en el abordaje de presupuestos mayores de unidad.

Nos encontramos con varios polos proclaman­do los mismos fines, y en buena parte casi dominan militantes que pertenecieron a uno o varias organizaciones de las establecidas hace tiempo.  Los y las que militan por primera vez son la honrosa excepción.

Ambos hechos reclaman especial atención en un proceso de unidad; porque, por lo primero, podríamos vernos envueltos en las mismas sospechas, previsiones y discusiones que no contribuyeron a la unidad, o peor: condujeron a la división, renuncias, expulsiones, etc;   y  por lo segundo, porque hay que cuidar como la niña de los ojos a esa militancia nueva, de la que depende parte importante del presente de la izquierda y  todo su porvenir.

No es la primera vez que aparecen varios polos, aunque nunca tantos como ahora.  Algo así sucedió en los 1970- 80s: Uni­dad Socialista e Izquierda Unida, por ejemplo, con la diferencia de que en aquella ocasión había un diferendo con­ceptual en torno al programa político, de si socialismo inmediato o una mediación en curso ininterrumpido hacia este; que daba motivo a la existencia de los dos bloques.

Hoy día no existe ese elemento diferenciador. Quizás haya diferendos metodológicos, y hasta de estructuras de personalidades; pero abordables y superables  en un proceso de discusión,  fran­ca  y positiva.

La existencia de varios polos no tiene que ser necesariamente un problema. Puede serlo, solo si cada uno se reivindica autosuficiente y menosprecia a los demás, o pretende que estos se constituyan en sus vagones.

Como aparecen las cosas ahora, cabe considerar la posibilidad de que el cur­so más expedito para avanzar hacia la configuración de un solo movimiento unitario, que podría asumir una diversidad de formas y ritmos, sería el de la concreción de bloques específi­cos que luego confluyan en un acuerdo con otros; organizaciones y personas con un mismo o parecido ADN político, deberían proponerse avanzar a un ritmo más rápido a constituirse en una sola estructura.  Bastaría que logrado ese paso, dejen las ventanas y puertas abiertas, y las avenidas despejadas para ulteriores relacionamientos con otros sectores.

En ese entendido se puede ir avanzando desde ahora.

Para mantenerse apegado a su función de informar y difundir ideas encaminadas a la construcción de una sociedad más justa, elgrilldo.do se reserva el derecho de moderar todos los comentarios que se publiquen en su plataforma.En ese sentido no permitirá contenidos difamantorios, insultos personales, discriminación de ningún tipo, material pornográfico, publicidad ni cualquier otra falta a las normativas nacionales. Quien participe en el área de comentarios de elgrillo.do es responsable único de sus expresiones. Este periódico es esfuerzo al servicio de la colectividad.No permitiremos que particulares lo contaminen con violaciones a estos criterios de participació . La información es un derecho.
El Grillo